¿Y si cae del cielo una rubia?

4 comentarios
Apuntes / Blog antiguo (2007-2014)

Hay una vieja ley en la estepa kazaka que dice “Lo que sea que caiga del cielo, te lo puedes quedar”.

¿Y si «lo» que cae del cielo es una despampanante rubia con acento francés?

Hace apenas una semana escribía sobre la caída del satélite ese descontrolado de la UARS y cómo en Kazajstán hay todo un negocio entorno a la recogida de chatarra espacial que se estrella contra las llanuras centroasiáticas. Y del trabajo del fotógrafo noruego Jonas Bendiksen retratando durante años a esos rastreadores kazakos especializados en chapas y amasijos herrumbrosos procedentes del espacio. Hoy de rebote llego a una película que se estrena este otoño de 2011, Baikonur, que narra en versión de comedia-romántica las hazañas de esos chatarreros espaciales.

Acabo de ver el tráiler y leer la trama. Es sublime y rocambolesca:

En un pueblacho kazako próximo al cosmódromo de Baikonur, de pastores nómadas y yurtas, el joven Iskander Orynbekov se encarga de espiar por radio las transmisiones de la plataforma de lanzamiento y averiguar dónde se estrellarán los restos de los cohetes y satélites que se desprenden en los despegues para dar después parte a sus vecinos y que estos emprendan la búsqueda de la chatarra espacial por la estepa.

Iskander –o  ‘Gagarin’ como le conocen en su pueblo– no sólo es radioaficionado y el vigía pirata de estos aparatosos desplomes, además de vivir obsesionado con la exploración espacial y ensoñarse con algún día ser el primer cosmonauta kazako, sigue con pasmo y admiración por televisión el viaje de la primera turista espacial que parte desde el cosmódromo de Baikonur, la astronauta francesa Julie Mahé.

Cuando Julie cae literalmente del cielo en su pequeña cápsula espacial, Iskander localiza el lugar del desastroso aterrizaje y encuentra a la joven inconsciente.

Esta historia podría pasar por verídica hasta este punto, ya que el propio Yuri Gagarin, hace 50 años, el 12 de abril de 1961, “aterrizó” con su cápsula en un campo arado cerca del Volga y una vez abandonó su maltrecha cápsula las primeras personas que se cruzaron con él fueron una granjera koljosiana, Ana Tajtarova,  y su nieta, Rita, que habían observado atónitas el impacto de su nave.

En la película Baikonur, el joven kazako decide llevar a la despampanante y malherida turista espacial a su yurta, allí descubre que ella no recuerda nada y tratando de usar a su favor esa vieja ley kazaka de “lo cae del cielo, para el que lo recoge” trata de hacerla pasar sin mucho éxito como su esposa ante sus vecinos. Por supuesto, se añade a la trama la novia –o pretendiente- celosa del propio Iskander y las envidias y desvaríos de todo el pueblo.

Entre medio, por lo que se adivina en el tráiler de la película, un cúmulo de situaciones esperpénticas y desternillantes. Yo creo que sólo por el hecho de ser una comedia romántica de chatarreros espaciales kazakos merece la pena verla. ¡Menudo hallazgo de película!

Actualización:

Baikonur es una producción alemana, rusa y kazaka del director alemán Veit Helmer que debe ser algo así como el Javier Fesser de allí. Porque esta película tiene más visos de ser un Milagro de P. Tinto a la kazaka.

Veit Helmer tiene otras películas igual de interesantes -y extrañas- como Absurdistán: una comedia sobre una pareja de jóvenes que llevan media vida esperando para acostarse juntos justo cuando una tremenda sequía azota su pueblo, en una república de mujeres esforzadas y hombres vagos. Las mujeres inician entonces una huelga de sexo que obliga a los protagonistas hacer lo imposible para que vuelva a llegar agua hasta su pueblo. El trailer de esta peli estrenada en 2008 también es como para descostillarse de la risa.

<object width=»650″ height=»360″><param name=»movie» value=»https://www.youtube.com/v/_-90Pfde1rM?version=3&amp;hl=es_ES»></param><param name=»allowFullScreen» value=»true»></param><param name=»allowscriptaccess» value=»always»></param><embed src=»https://www.youtube.com/v/_-90Pfde1rM?version=3&amp;hl=es_ES» type=»application/x-shockwave-flash» width=»650″ height=»360″ allowscriptaccess=»always» allowfullscreen=»true»></embed></object>

4 Comentarios

  1. Pingback: ¿Si cae una rubia del cielo me la puedo quedar?

  2. mikel burgui dice

    Felicitaciones por el premio que te han dado en Navarra, mocete…. Periodista del año…. casi ná…
    Me apasiona segurte y siento admiracion hacia ti , culo inquieto que vas de un lado para otro en busca del epicentro de la noticia…

  3. !Ayyyyy xd! Creo que es más rocambolesca que sublime, pero tremendamente original, !seguro! Bueno nada más te quería felicitar también por el premio. Quizá uno de estos días me ponga en contacto contigo para mi próximo reportaje, aunque igual ya tengo suficiente. !Enhorabuena, hablamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.