Los mandaron al Cuerno… y lo contaron (II)

El vicio de la pereza es un buen asidero para cimentar nuestros juicios. Cuando hablamos de crisis humanitarias y tragedias como la del Cuerno de África nos quejamos a menudo de que no aparecen lo suficiente en los medios de comunicación y son ninguneadas. Mi duda es ¿se publica de verdad poco o es que leemos poco?

Es cierto que no suelen copar portadas ni aperturas. Y entristece, sobre todo, que cuando acaparan cierto protagonismo estas noticias dan la falsa sensación de ser algo completamente nuevo e inesperado -imprevisible, irremediable- o por el contrario nos da el dejavú de tenerlo muy visto y que no merece nuestra atención.  El conflicto de Somalia lleva enquistado 20 años y la sequía en la zona del Cuerno de África era totalmente previsible: agarrándonos a los datos más optimistas hace cuatro años que no llueve. Quizá precisamente por esto más que ninguna otra cosa merece nuestra atención y preguntarnos por qué y que alguien nos lo explique.

Pues lo cierto es que sí, que nos lo han contado y explicado. Aunque no hayan ido todos los días en portada se han publicado y emitido muchos reportajes y crónicas y muy buenos en las páginas interiores de los periódicos, webs y en televisión. Quizás se nos han pasado. Quizás hemos pasado. Igual el problema es prestar atención.

Por suerte, esto tiene remedio fácil. He aquí una pequeña selección –completamente parcial y sesgada, seguro que sí, por eso es una selección- de lo que se ha publicado en los últimos meses al respecto.

Por fortuna, muchos medios han enviado a sus corresponsales (sí, todavía quedan unos pocos, esa especie en extinción) y han recopilado desde las fauces de la hambruna excelentes historias, haciéndose valer y exhibiendo el valor de un corresponsal en el terreno, de la buena crónica y elaborando relatos que enganchan y que narran con una voz personal y una mirada crítica los hechos. Que explican.

Demos las gracias a que los mandaron, a todo ellos, al Cuerno. Porque lo han podido contar. Por eso antes de continuar con mis maltrechas crónicas, quería dejar constancia de los que me precedieron.

Xavier Aldekoa, corresponsal de La Vanguardia en África, fue uno de los primeros en acercarse al campo de refugiados de Dadaab cuando las organizaciones, agencias y oenegés advertían sobre la tremenda escasez de alimentos y agua en la zona y el incesante éxodo de refugiados somalíes, pero aún no había saltado la alarma internacional y sólo muy poquitos medios se hacían cargo del asunto.

Entonces, Aldekoa escribió ‘Dadaab, el drama ignorado’ (4 de julio de 2011).

Semanas más tarde, el corresponsal (twitter: @xavieraldekoa) emprendió un periplo por el Cuerno de África (Kenia, Yibuti y Etiopía) persiguiendo la estela de la hambruna, se llamó Viaje al corazón del hambre. El resultado fue esta excelente serie de crónicas:

Aldekoa cerró su serie en septiembre con esta crónica: ‘Somalia, el país fantasma’.

Casi al mismo tiempo, tanto Eduardo S. Molano, corresponsal de ABC en Nairobi, como José M. Calatayud, para El País, viajaron a Dadaab y juntos se internaron en Mogadiscio, la escombrera que parece seguir siendo la capital de Somalia, pocos días después de que las milicias de Al-Shabab se retirasen.

En EL PAÍS, José M. Calatayud (twitter: @josemcalatayud):

En ABC, Eduardo S. Molano (twitter: @eduardosmolano):

A Eduardo S. Molano, José Miguel Calatayud y Xavier Aldekoa les acompañaba –si no me equivoco- el reportero de TeleSur, Rodrigo Hernández (twitter: @rodrigoteleSUR) y –a ratos– el corresponsal de EFE, Javier Triana (twitter: @javi_triana) que también elaboraron buen material.

Las piezas de Rodrigo Hernández en Etiopía, Yibuti, Kenia y Somalia se pueden ver aquí, en TeleSur.

Para las orejas deleiténse con el despliegue de Cadena SER sobre la crisis en el Cuerno de África con las crónicas de su corresponsal, Nicolás Castellano y el trabajo de Júlia Badenes (twitter: @juliabadenes).

Júlia Badenes también fue una de las primera reporteras, que junto a Aldekoa, viajó el 4 de julio a Dadaab. Lo publicó en EL PERIÓDICO, ‘La guerra de Somalia desencadena una marea de refugiados en Kenia’.

Para la vista, además de Rodrigo de TeleSUR: el trabajo de los enviados especiales de RTVE a Dadaab, y el reportaje que emitieron hace unas semanas en Informe Semanal. También fueron muchas otras cadenas.

Y EN FOTOS, algunos ensayos fotográficos de las muchas galerías y trabajos que hay:

Y unas fuentes de información muy interesantes son los blogs de las oenegés y cooperantes sobre el terreno:

Los boletines de noticias y actualidad de Médicos Sin Fronteras con información desde dentro y fuera de Somalia.

El blog de Save The Children. Quiero destacar el emotivo post que Lourdes Collado -responsable de Comunicación de Save the Children- escribió desde Dadaab para el blog de EL PAÍS, 3.500 millones: ideas irreverentes contra la pobreza.

O las crónicas de Elena Crego (@elenacrego) para Acción contra el Hambre con historias desde los pueblos más remotos y devastados por la sequía donde esta oenegé presta asistencia. Elena también me avisa de que merece la pena seguir el blog de EL MUNDO ‘Crónicas desde África’, donde ella misma ha publicado sobre la hambruna.

Seguro que hay muchas, muchas más crónicas, imágenes y vídeos pero esta es sólo una pequeña recopilación de lo que yo he estado siguiendo y leyendo últimamente. Podéis contribuir y ampliar la lista, por favor, con vuestras recomendaciones. Y podeis debatir o resolver la duda -¿razonable?- de si realmente es cierto que «no se publica» sobre este tema en los medios.

Sirva también este pequeño listado como homenaje y reconocimiento a todos esos/esas reporteros/as que se fueron al Cuerno y regresaron para contarlo. A ellos/as, las gracias.

12 comentarios a “Los mandaron al Cuerno… y lo contaron (II)”

  1. Ainara

    Un post muy completo sobre un tema que como tu bien dices se ignora demasiado. ¿¿4 años sin llover?? Y nosotros aquí quejandonos porque llueve demasiado. Ya nos vale. Leeré con calma los articulos de los diferentes reporteros que propones. Un saludo Dani.

  2. Marc Roig Tió

    El tema de la lluvia es algo interesante. Acabo de repasar el artículo de José M. Calatayud «La guerra eterna de Somalia» y una de las fotos que lo ilustra (tanto en papel como en digital) lleva el subtítulo siguiente: «Una somalí protege a su hijo de la lluvia, el pasado 2 de agosto en Mogadiscio». Quizá no fue un gran diluvio, pero si durante el artículo se habla de que lleva años sin llover… pues o es una foto mal escogida o falta una explicación en el texto que aclare la duda, ¿no?
    De todos modos, buena selección.

  3. betty

    Eskerrik asko Daniel por tu trabajo y compromiso.
    Aquì en Italia se publicò sobre este tema entre julio y agosto. No reportages, pero varios artículos de prensa que comentaban el alarme de ONU y Fao. Pongo un link, por un ejemplo
    http://www.repubblica.it/solidarieta/cooperazione/2011/07/25/news/somalia_vertice_straordinario_del_g20_alla_fao_contro_la_carestia_uno_sforzo_globale-19589473/
    Ahora esta el silencio mas completo.
    De verdad, pienso que somos nosotros el problema. Leemos, miramos la tv, pero no interiorizamos. Es la emoción del momento, si esta emoción llega. Despues pasa todo. Somos sumergidos de otras noticias, mas «interesantes»: las chicas de Berlusconi, la morbosidad sobre el ultimo asesinato, los amores de los actores, el ballet de la política.
    Tal vez creo que tenemos la prensa que merecemos.
    Besarkada!

  4. Jose Miguel Calatayud

    Muy buena recopilación, Daniel. Me parece espectacular la cobertura que le dio al tema Eduardo S. Molano en Abc, que además empezó antes que nadie y fue de los pocos que visitó la zona de Turkana en el noroeste de Kenia, una de las olvidadas de la crisis. También muy bien Rodrigo y Xavi Aldekoa, que informaron desde Etiopía y Yibuti, adonde no fue casi nadie. Y en particular sobre la serie de Xavi Aldekoa, sin comentarios: es un muy buen escritor.

    Sobre la lluvia, Marc, donde llevaba entre dos y cuatro años sin llover -por lo que he leído y preguntado y por lo que nos dijeron refugiados en Kenia y somalíes en Mogadiscio- es en la zona entre el noreste de Kenia, el sur de Etiopía y todo el oeste y parte del sur de Somalia. Ya incluso en los campos de refugiados de Dadaab, más al sur, el paraje era prácticamente desértico, con árboles quemados por el sol y esqueletos de vacas al lado de los caminos. Mogadiscio no se ha visto tan afectada por la sequía. Irónicamente, unos días antes de nuestra visita cayó una tromba de agua en Mogadiscio que inundó partes de la ciudad, y quizá esa foto -que es de agencias- sea de entonces.

  5. Marc Roig Tió

    Gracias por la aclaración, Jose Miguel. La verdad es que no parece lógico que «toda» Somalia haya estado sin lluvia durante dos o cuatro años pero con las prisas o las generalizaciones, los lectores nos podemos llevar esa impresión. De ahí que me sorprendiera tanto la foto.
    Yo estoy mucho más al día de lo que ocurre en la provincia del Rift Valley y allí también han tenido unos meses locos con la lluvia; agosto, que suele ser seco, ha estado bastante mojado y ya no saben qué pasará en los próximos meses.

  6. Hambruna en el Cuerno de África: ¿naturaleza o sociedad? « Al Borde del Caos

    […] Casi no veo televisión, y desde hace mucho tiempo lo que menos veo son noticieros, pero me atrevo a arriesgar que la hambruna que azota a Somalía ha desaparecido de casi todos ellos (para una buena excepción, ver aquí).  Sí sé que en las portadas de los diarios es un tema inexistente, que tuvo apenas su espacio de atención cuando la ONU realizó la declaración de hambruna, hace ya dos largos meses. En ese momento fue noticia por lo inusual del caso, dado que implicó la mutación  de una situación de crisis alimentaria en hambruna. Luego, el paso natural fue de portada de los diarios a crónicas menores (para una recopilación de buenos textos periodísticos en español, ver aquí). […]

Deja un comentario

Un poquito de HTML está permitido. Tu dirección de email no será pública.

Subscribe to this comment feed via RSS