Europa Press me roba y sólo aceptaré un World Press Photo como excusa

Nota: La agencia Europa Press se puso en contacto conmigo, me pidió disculpas y decidimos solucionar este asunto de forma amistosa.
La resolución del conflicto, aquí.

Ayer la agencia española de noticias e imágenes Europa Press tuvo la amabilidad de distribuir en su servidor a todos los medios de comunicación del mundo que están suscritos a sus servicios una fotografía que yo tomé en enero de 2009 en Reikiavik, un retrato del líder de las protestas islandesas Hordur Torfason. El pequeño detalle que se le escapó a esta agencia fue pedirme permiso para distribuir esa imagen.

O comprarla. Desde Europa Press robaron mi fotografía, bien de este blog –lugar donde originariamente se publicó-, bien de mi portfolio o bien de otro lugar, y la distribuyeron a sus clientes.

Captura de pantalla de la web de Europa Press el 20 de junio

Sí, digo robar porque la agencia Europa Press no es ni blog, ni un fanzine, ni una ONG, es una agencia de noticias cuyo negocio se sustenta en la venta noticias y fotografías a otros medios. Esa es su materia prima, con la que comercia y obtiene beneficios.

Por tanto, sustraer, saquear o piratear imágenes ajenas para lucrarse posteriormente es un robo. Podrán decir que no sabían, patatín y patatán. Da igual. Incluso más grave todavía, es su deber comprobar sus fuentes y la autoría de los materiales que distribuyen.

Europa Press difundió y sirvió mi fotografía a sus clientes y la imagen se publicó ayer en las versiones de digitales de El Mundo, Lainformación.com (que más tarde rectificó), 20minutos.es y el diario Qué.

Lainformación.com tiene un sistema de agregador de contenidos automático –unos robots- que “enchufan” los teletipos (cables) de las agencias y las fotos tal cual entran del servidor. Por tanto, el error es de Europa Press, pero se agrava dado a la difusión que alcanzó la imagen. En todos esos medios, la imagen fue firmada como EUROPA PRESS.

¿Qué hacer en estos casos? ¿Quién protege nuestros derechos?

Ser periodista freelance es un eufemismo épico de trabajar mucho, publicar poco y cobrar menos. Es ya de por sí bastante duro por las condiciones de completo desamparo en las que desarrollamos nuestro trabajo: inseguridad social, precariedad y bazarismo (tener la sensación de que uno vende sus reportajes como si fuese un mercado de abastos) como para que además tengamos que sufrir estos timos.

A menudo se siente uno completamente solo laboralmente y físicamente. Hace poco en Kirguistán un fotógrafo de Associated Press me comentaba cómo si se le rompía algo de su cámara en dos días su agencia le enviaba un equipo nuevo. Aquel día yo tuve un accidente (el único que he sufrido) con mi cámara y casi rompo una lente de más de 600 euros. Se dañó, pero sobrevivió. Si se estropea ni siquiera hay forma de asegurar el equipo.

Ejemplos de tremenda precariedad y temeridad son recientemente el de Manu Bravo -secuestrado en Libia- y otros valientes, que van a guerra con un boli bic,  como el gran Gila. Sin llegar a eso a mí también me ha rondado alguna vez el pensamiento en carreteras perdidas del Tian Shan, Sahara o Bolivia, con mi cuaderno de notas: ¿Y si ahora me malogro aquí, quién se va a enterar?

Con los irregulares, muy exiguos y raquíticos ingresos que aportan los reportajes o fotos debemos además invertir en material de trabajo (cámaras, lentes) y en logística (billetes de avión, traductores, fixers, etc.).  Difícilmente se gana dinero ni se recupera ningún tipo de gasto, como comprenderán. Ahora estoy elaborando un reportaje al que le he dedicado tres meses de investigación en Kirguistán. Supongo que con lo que me paguen podré invitar a mis padres a cenar, quizás para compensarles los disgustos que les doy.

No me quejo por nada de esto: es como está montado el chiringuito de los medios. Lo acepto y sigo participando en él. Aunque es bueno que la gente lo sepa. Lo hago por un empeño personal, por tozudez y convencimiento de que hay una serie de historias que merece la pena contar y que soy yo el que las quiere contar, aún a riesgo de otras consideraciones. Si quisiese, podría haber desistido.

Pero teniendo todo lo anterior en cuenta lo que es MUY indecente, inmoral y no se puede aceptar ni tolerar es que además agencias de noticias y medios de comunicación pretendan usar nuestros materiales gratis, sin pedir permiso y que se lucren con ello. Es el colmo. Somos el eslabón débil de una cadena de producción de información, a merced de los predadores.

Y por eso quiero exigir a Europa Press públicamente una rectificación, una compensación o en su defecto un premio World Press Photo. Sí, como Daniel Morel.

Daniel Morel es un fotoperiodista freelance haitiano que se dedica desde 1986 a capturar por su cuenta la vida diaria del pequeño país caribeño.  El 12 de enero de 2010, tras el tremendo seísmo que agitó Haití, Daniel Morel pasó todo el día fotografiando la catástrofe.

Por la noche, una amigo le ayudó a crear una cuenta en Twitter y posteó 13 fotografías que había tomado ese día. En cuestión de horas, las imágenes aparecieron en el servidor de la Agencia France Press (AFP) sin el permiso de Daniel Morel y al día siguiente sus fotos protagonizaban las portadas de centenares de periódicos en todo el mundo.

Las imágenes de Morel han sido galardonadas con prestigioso premio de fotografía World Press Photo en la categoría de noticias de impacto por sus “icónicas” imágenes del terremoto que desmoronó Haití en enero de 2010.

Lo que ayer me ocurrió a mi es una anécdota comprado con lo suyo. Pero que en la práctica sigue el mismo patrón.

La historia de este robo de fotos está publicada y explicada muy bien en el British Journal of Photography. Yo resumo y traduzco un poco aquí lo que ocurrió.

Copyright © Daniel Morel

Imagen © Daniel Morel/Photomorel, cortesía del fotógrafo para el British Journal of Photography

Cuando Morel pidió a los clientes de AFP que retirasen sus imágenes, la agencia de noticias amenazó al propio fotoperiodista de llevarlo a los tribunales por un “conflicto de derechos de autor”.  ¡Tócate los pies!

Morel por su parte acusó a AFP de distribuir y vender sus imágenes sin su permiso, violando varias leyes estadounidenses e hizo extensible estas reclamaciones a la agencia Getty Images –que tiene un acuerdo de distribución mundial de las fotos. La agencia trató que las alegaciones de Morel fuesen desestimadas. El juez, en cambio, dio luz verde a Morel, que sí que podía acusar a AFP en base a las leyes y llevarlos a los tribunales.

¿Cómo llegaron aquellas fotos a AFP?

Morel las subió las 13 imágenes a Twitpic y Twitter el 12 de enero. Algunas personalidades de la fotografía como el director del festival Visa Pour L’image, Jean-François Leroy, acusan a Morel de exponerse a sí mismo al robo por subir esas fotografías a internet. Vamos, que casi la culpa de que te roben es tuya por mostrarlas.

Afortunadamente el juez instructor del caso con bastante más cabeza consideró que “mostrando esas fotos en internet, Daniel Morel pretendía informar desde la primera línea del terremoto, mantener los derechos de sus imágenes y recibir reconocimiento por ellas y llegado el caso una compensación por quien desease publicarlas”. Es por esto mismo que yo subo imágenes a flickr o comparto en mi blog historias que no publico en otros lugares.

Y de hecho, como recoge el auto del juez, numerosos medios extranjeros enviaron emails a Morel y comentaron sus fotos de Twitpic preguntando por la posibilidad de publicarlas y comprarlas.

Una hora después de que Morel subiese sus fotos a Internet, uno de los editores de fotografía de AFP, Vincent Amalvy difundió en su cuenta de Twitter el enlace de las fotos de Daniel Morel. Obviamente, impresionado, las había visto y le habían gustado.

En esa misma franja de tiempo, otro usuario de Twitter (un carroñero), un tal Lisandro Suero de República Dominicana copió las fotografías de Daniel Morel y las publicó en su cuenta de Twitpic. Esta gente, como Suero, son habituales. A menudo me encuentro mis fotos o textos completamente fusilados en blogs que son incapaces de publicar ni un solo contenido original, son gente zafia que en vez de mencionar, se dedican a copiar y pegar en sus blogs.

El asunto es que el editor de AFP, Vincent Amalvy envió varios correos electrónicos a Morel para ver si podían comprar y distribuir sus imágenes. El fotorreportero estaba ilocalizable. Normal dada la situación de Haití. Así que AFP decidió inclinarse por las fotos bastardas: descargó las 13 imágenes de la cuenta de Twitter del carroñero Suero y las distribuyó a todo el mundo bajo la firma “AFP/Getty/Lisandro Suero”.

El juez, una vez más sensato, hizo hincapié en que AFP sabía perfectamente que el tal Suero no es fotógrafo y que ni siquiera estaba en Haití, mientras que Morel es un conocido periodista freelance que incluso había trabajado para AFP en el pasado y ahora es miembro de Corbis. Además de la evidencia de que uno de los editores sí había visto las fotos de Morel.

Las prisas por obtener crédito de sus imágenes –que a la postre han sido ganadoras del World Press Photo- AFP y Getty en un acto de canibalismo editorial se saltaron todos los estándares periodísticos y éticos y compraron las fotos a Suero aun sabiendo que él no era el autor.

AFP trató de enmendar el error cambiando simplemente en algunas fotos el nombre de Suero por el de Morel. Muchas de esas fotos ya se había publicado en periódicos y webs de todo el mundo, el daño ya estaba hecho. El juez consideró que en cualquier caso eso no enmendaba nada, de hecho Getty siguió vendiendo las licencias de las fotos a ONGs, entidades de caridad, y otras organizaciones bajo el nombre de AFP, Suero o Morel indistintamente.

Incidió el magistrado en el hecho de que tanto AFP como Getty habían tenido un beneficio directo y derivado de las fotografías de Daniel Morel y eso no se podía reparar con el simple hecho de cambiar el nombre.

Aunque algunos flecos del caso siguen en los tribunales, parece que sentará jurisprudencia. Y se ha visto como una victoria para los periodistas freelance y los usuarios de Twitter, este caso zanja y da un espaldarazo al bochornoso hecho de que parece que en internet todo vale y todo es gratis. No es así.

Por suerte, el jurado del World Press Photo dijo que ellos se limitaban a valorar las imágenes y no cómo llegaron hasta el concurso. Morel dedicó el premio a Haití, todas las víctimas del terremoto y sus familias.

Aprovecho para decirle a Europa Press que me dé explicaciones, y quizás sólo, y sólo quizás si logra que yo gane este año el World Press Photo podría hacer la vista gorda.

El hecho es que mi foto, robada del blog y pixelada, no es mi mejor foto, de acuerdo, pero sí es una de las pocas que de Hordur Torfason merodeaban la red. Así que exijo una rectificación y compensación. Y que esa foto se elimine de su archivo.

Es muy magnífico como agencia de noticias hacer acopio de imágenes de archivo de personajes de otros países, sobre todo, robándolas de internet.

Así de simple. Es intolerable. La fotografía y el periodismo no es un hobby, es la forma en la que me gano la vida.

22 comentarios a “Europa Press me roba y sólo aceptaré un World Press Photo como excusa”

  1. Santi Carneri

    Muy bien dicho. Ánimo, y cuéntanos por favor si la agencia se pone en contacto contigo o que ocurre en los próximos días. Espero que la justicia te ampare, es importante para todos.
    Muchas gracias por contarlo y explicar lo de las fotos de Morel.
    Un saludo

  2. sergio

    Tenías que poner una sección aquí sobre las veces que has publicado o “te han publicado” para que los implicados se avergonzasen un poco.

    ¿Cuantas veces te ha pasado ya?

    saludos golfo

  3. Nividhia

    Yo trabajo en Europa Press y soy fotografo. Voy a pasar este post al responsable de la seccion a ver que cuenta.

  4. pepe

    Vaya tocho.

    Vete acostumbrando que en España hay muchos ladrones.

  5. marcos

    vaya jeta los de EP! pero me consta que no son los únicos… desde hace ya unos diez años (mucho antes de la crisis) las condiciones laborales de periodistas están cayendo en picado (de eso no habla casi nada la prensa, claro)… luego llegaron los recortes a fotógrafos. un ejemplo que conozco es el de PROGRESA, que obliga a los fotógrafos (para poder trabajar en esta editora de las revistas de PRISA) a firmar un contrato draconiano por el cual tú vendes tu foto no a la revista en la que saldrá, si no a todas las publicaciones “prisiles” de aquí y del otro lado del charco, para hoy, el mes que viene y por siempre… por el mismo precio!

    sabéis si este tipo de contrato lo imponen tb en otras editoras??

    ánimo daniel! que noticias como la tuya rulen por la red es una buena noticia…

  6. Aitor

    Pepe, pues va a tener que empezar a haber menos porque cada vez somos más los honrados que no pensamos dejar que nos llamen tontos.

  7. Eduardo de Francisco

    Uno: marcas de agua en TODAS las fotos que salen de tu ordenador

    Dos: sindicato de fotógrafos YA

    Tres: flickr roba por definición

  8. Cris

    Que poca verguenza tienen! Nadie se intereso en este senor, tu estabas alli, le hiciste una entrevista que nadie compro… y ahora te roban la foto! Muy bien… Dani, puedes pasarte a este periodismo, copiando y pegando de internet… por lo menos es mas barato :(

  9. Sergio Hdez.

    La ley está para cumplirla ¿no? Pues haz un escrito al ministerio de cultura -o donde toque, no soy especialista- y pideles, formalmente y demostrando con pruebas que se han lucrado pirateando meterial con tu copyright, y pide directamente que se les aplique a la web de EuropaPress la nueva Ley Sinde y que se la cierren.

    Como además hay animo de lucro -de hecho no solo hay animo, hay lucro real- no necesitas ni la odiada Ley Sinde, te vale con la ley anterior de derechos de autor.

    Yo acudiría al bufete de David Bravo y les tiraría con polvora real: Si atienden a razones tras la llamada de tu abogado, que te abonen bien tu trabajo y listos (el precio lo pones tú, no ellos, así que piensate un precio antes de llamarles) y si no, pues no pasa nada, un juicio y que te pagen igual, mas las costas e indemnizaciones (lucro cesante: si te la publican de forma pirata, nadie te las va a pagar ya, claro) porque ganar lo que se dice ganar, como que es seguro, asi que yo no tendría ningún miedo en meterme de cabeza.

    Animo, yo me he metido un par de veces en juicios por cosas menos importantes, pero que yo veia que era seguro que ganaba (seguro no hay nada, pero hay casos que si no ganas, vamos, es un escandalo) y las dos veces he ganado facilmente, tal como el sentido común me dictaba, y con indemnizaciones y todo jugosas y justas según mi punto de vista.

  10. mikel

    me encantaria poder pagarles ocn la misma moneda, poder mantener a un equipo de freelances que mandaran las fotos y videos gratis a los medios y condenarlos a la bancarrota. Panda de miserables

  11. firma

    y no será que previamente se la había atribuido la foto la acampada de palma, lo digo porque aparentemente está atribuida a la acampada de palma

  12. LogicaPura

    A ver cuando empezamos a poner “marca de agua” en las imágenes y esta tontería se acaba enseguida…

    Pura lógica señores….

  13. santi

    Lucha Dani!
    Carta y factura automática. Vete haciendo presupuesto en función de la distribución de la agencia. Cobrarás. Y si no es así tienes el jucio ganado.
    Te lo digo por experiencia propia con otros medios.
    Animo

  14. Netta

    Te lo tuiteo. Hay más hijoputas que ventanas tiene la calle. Hay que proteger el material y tenemos que protegernos entre nosotros.

  15. Dani

    Muchas gracias a todos/as por vuestro apoyo y comprensión.

    La historia de Daniel Morel en cualquier caso es ilustradora y útil sobre el asunto de derechos.

    Desgraciadamente, esta no es la primera vez que me ocurre esto (ni siquiera en este año), uno empieza a estar harto y creo que esta vez tocaba hacer un poco de escarnio público y hacer pasar un poco de vergüenza a quienes por error, descuido o mala fe caen en este tipo de prácticas.

    Europa Press se ha puesto en contacto conmigo y me han pedido disculpas. Fue un error, reconocen que han metido la pata, que mi exposición y arguemntación es irrebatible y que no era su intención distribuir esa foto.
    Yo de buen grado acepto las disculpas, y todo tipo de explicaciones de las “extraordinarias” circunstancias en las que esa foto terminó en su servidor y distribuída a los medios. SIn duda, fue un traspiés en los criterios de calidad: si es que tienen prohibido distribuir imágenes de las que no tienen la autoría. Pero, una vez reconocido el error, toca enmendarlo. Creo.

    Todavía no sé cómo terminará el asunto. Cuando esté todo claro, lo escribiré en un post y lo explicaré bien.

    Además esa foto yo se la vendí hace dos o tres semanas a un diario nacional (ABC) que publicó un reportaje mío sobre el 15M y las manifestaciones islandesas. Es poco serio por mi parte y una falta de respeto para aquellos editores y periódicos que apuestan por mi trabajo y deciden invertir un dinero en comprar material exclusivo que luego esa foto aparezca en el servidor de una agencia a los pocos días. No me hace bien a mi. Si no, ese mismo diario usaría material de agencia. para este otro tipo de material estamos los corresponsales.

    Tampoco es bueno para mi que este asunto tenga demasiada relevancia. No deseo ser protagonista de nada. Es decir, es un fastidio que esto aparezca en las búsquedas de Google asociado a mi nombre. Si se me ha de conocer por algo quiero que sólo sea por mi trabajo, mis reportajes e historias. No por denunciar robos de fotos. Pero bueno, en cualqueir caso, está claro que gracias a la difusión de esta historia, quizás consigamos no yo, si no todos los que sufrimos estos atropellos, que se respete un poco más la profesión. Y se nos dignifique, repare y disculpe cuando toque.

    P.D.: Las marcas de agua está bien, pero no harían falta si la gente usase el material de los demás con cabeza y respeto. Como dijo el juez a Daniel Morel, la culpa no es de uno por subir el material a Internet. E insisto que este material fue publicado por un periódico en España con anterioridad.

  16. lucas

    Trabajo en Europa Press y es vergonzoso. No sólo por el tema de las fotos. Intentaré distribuir este post, a ver si alguien reacciona.

  17. Leandro Bartoletti

    Hola, Daniel
    Como ya sabés, descargué y publiqué tu foto en mi propio blog sin autorización de tu parte. No conocía tu historia con EuropaPress y el pleito que estás arrastrando con ellos.
    Acabo de leer tu nota y, desde luego, estoy de tu lado.
    Disculpa la molestia,
    Leandro Bartoletti desde Argentina

Deja un comentario

Un poquito de HTML está permitido. Tu dirección de email no será pública.

Subscribe to this comment feed via RSS